La cuba actual

A casi 40 años de la Revolución, Cuba que había mantenido una estrategia económica basada en gran medida en las relaciones con el campo socialista y especialmente con el gran Estado multinacional que era la Unión Soviética, al desintegrarse la misma, Cuba sufrió una extraordinaria afectación de su comercio. Agregado a esto, el bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos.

Pero a pesar de estos principales inconvenientes que sufre actualmente la Isla de Cuba, el Estado ha tratado de contrarrestar con las armas a su alcance. Los principales productos de exportación son el azúcar, el níquel, pescado y mariscos, ron, café, tabaco y mármoles. También se han desarrollado en materia de medicina, por ejemplo, varias vacunas y tratamientos provienen de Cuba y luego se exportan al resto del mundo, como es el caso de la vacuna antimeningocóccica y contra la hepatitis B. La educación es otro punto donde el Estado ha enfatizado mucho, en 1958, el 23,6% de la población era analfabeta, desde 1988, ese porcentaje está por debajo del 1,5%. La población recibe asistencia social, es decir, en caso de estar necesitado, tanto de hogar, de alimentos como muchas cosas más, el Estado provee de estas necesidades sin problema alguno.

Inmerso en el llamado “Período Especial” que ha durado casi 10 años, el país ha disminuido significativamente su producción de azúcar por déficit de fertilizantes, piezas de repuesto, combustible, etc.; sin embargo, ha logrado desarrollar la industria biofarmacéutica, y los nuevos medicamentos y vacunas son demandados por numerosos países. En estos años el pueblo cubano ha enfrentado de todo; déficit de alimentos y medicinas, escasez de medios de transporte y combustible, grandes apagones programados para ahorrar energía eléctrica, limitación de viviendas, etc. Sin embargo, resisten. Lo hacen porque jamás doblaron la cabeza ante el enemigo, jamás vendieron sus principios, su moral, su integridad.

Este es un momento en que Cuba necesariamente se está integrando a la economía de mercado, tiempos en que es necesario competir con los grandes productores. La industria turística se ha convertido un poco en el mediador en este fenómeno. Ha crecido el número de empresas mixtas en el país, en numerosos renglones de la economía, aumentó con creces la producción de puros Habanos de exportación, ron y otros productos en los que Cuba siempre fue la puntera en el mundo.

Pero hay una realidad que no debe dejarse pasar por alto, a pesar de los beneficios que el Estado brinda a su población, ésta, en gran parte, se encuentra disconforme. Las pruebas irrefutables son claras, cientos de balsas cubanas han intentado escapar de Cuba con destinos a México y EE.UU., a la vez, muchas han fracasado en el intento, y muchas de las que lograron su objetivo son rechazadas al intentar traspasar fronteras.

Está aquí la cuestión que debe solucionar el Estado, cuando a pesar del bloqueo económico, y con las ventajas que el Estado puede brindar, éste debe intentar contentar a la gran mayoría, y así seguir adelante.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: